Buscar
  • MalaSaña

Aaaah, San Valentín... fecha odiada por muchos, anhelada por algunos... multitud de contradicciones nos abruman estos días; que si es un triunfo del capitalismo al que le importa cero el significado de la palabra amor, que si es una mercantilización del romanticismo y el amor, sobredosis de anuncios de colonias con ti@s guapísim@s refrotándose en blanco y negro a cámara lenta mientras una voz con exagerado acento francés nos susurra el nombre del perfume...



Como os decía, multitud de contradicciones nos entran este día, todos conocemos a alguien que dice aborrecer San Valentín, pero que se enfada si su pareja no le regala X cosas (una cena, algún regalo caro, el ramo de rosas rojas de rigor...). Nos pasamos semanas con el discurso de que nos da igual pero realmente nos entristece no celebrarlo o que no se acuerden de nosotros ese día. Incluso les hay a quién molesta que amigos cercanos lo celebren si ellos mismos no lo hacen. Hay gente que ironiza sobre este día, quién se lo toma a cachondeo, gente que se enfada o para la que es un mal día.





Desde Malasaña pensamos en devolverle el significado original, sin postureos, (ya nos conocéis) y hacer que sea el día del amor, amor puro, no únicamente amor romántico.

¿Queréis una de historia? Pues ahí va; Agápē, es la palabra que usaban los griegos (y esa gente era muy lista) para definir un tipo de amor puro, incondicional y reflexivo. Y es que el amor es DEMASIADO grande. El amor agápē es entendido como amor verdadero, amor a toda la humanidad, el bien puro.

Así que nuestro consejo para San Valentín es que améis. Amad el 14 de febrero, el 13, el 15 y todos los días del año. Amad cada día de vuestras vidas. Amad a vuestra pareja, a vuestros padres, abuelos, hijos o nietos. Amad a los animales que viven con vosotros (nosotros, el team MalaSaña, lo hacemos), amad a vuestra gente, al barrendero y al frutero del barrio. Amad a quién os sirva una buena cerveza fría, al delantero de vuestro equipo, al conductor del autobús o al tipo de la gasolinera. Amad las plantas, los animales y las ideas. Amad y nunca os sentiréis vacíos.

Teniendo esto en cuenta, desde MalaSaña os deseamos un feliz San Valentín.




36 visualizaciones0 comentarios
  • MalaSaña

Actualizado: 27 dic 2019

¡¡Hola!!

Mi nombre es Susana (Su para los amigos). Os cuento; en 2016 nació Mala-Saña y aunque era un proyecto que llevaba en mi mente desde hacia ya unos 10 años, mi primera entrada en su pagina fue esta, allá por Junio del 2016:


"Había una vez... una chica enamorada de Madrid y en especial de sus calles emblematicas, como Malasaña. Enamorada de su encanto, su estilo, su gente, su todo...

Cansada de que la cuenten cuentos de Disney con princesas y principes azules, decide escribir su propia Historia... o lo que es lo mismo Ilustrarla.Asi que hace suya una pequeña y singular calle de Burgos y rodeada de bares con encanto, tiendas y gente con esencia... decide traerse un trocito de su Malasaña particular. Os invito a que entreis en mi Mala-Saña, que disfruteis de su singularidad, su jardín y que apreciéis tanto como yo, los regalos que son sentimientos, las vitaminas para el alma, las frases realistas y con chuleria (tan característica de mi Madrid) los articulos singulares, artesanos, con esencia, con chispa, simpatía y un toque acidez... porque la vida sin estas cosas... sería un libro sin argumento, aburrido y absurdo... y no necesitamos que venga nadie a decirnos y recordarnos que vivir es una gran aventura..."



En ese momento Nacía Mala-Saña Burgos, un 7 de julio (San Ferminnnnnn jajaja), Comencé a ponerme en contacto con pequeñas, pero muy grandes, marcas que fueron formando parte de la #familiamalasaña y que dieron forma, vida y esencia a una tienda que con mucha ayuda y esfuerzo por parte de las personas mas importantes de mi vida en ese momento y con poquito dinero, se convirtió en mi día a día.

Era tan reconfortante que las clientas pasaron a ser amigas, confidentes, cómplices... y la tienda, un centro de reunión donde nunca faltaba un café, un vino, una cerveza y muchas, muchas risas.

En 2016 junto con una marca de cosmética natural española; 1699 Vintage and Nice, y con la ayuda de grandes personas, pudimos dar visibilidad y concienciación a la lucha contra el cáncer de Mama, llenando Burgos de rosa, recaudando para la AECC, y junto con una marca maravillosa de Pajaritas; El Mono con Pajarita (los cuales para mi se convirtieron en Familia y lo sigo sintiendo al día de hoy), pudimos, también, sacar una edición limitada para el Movember Burgalés.

Nunca faltaron las causas solidarias para protectoras de animales, La EM, Cadena de Favores para que ningún niño se quedara sin juguetes (y sin libros, ni turrones o ropa) ninguna navidad, exposiciones de Artistas locales en nuestras paredes y fiestas malasañeras celebrando lo que hiciera falta.



Formamos parte de la semana de la Moda Burgalesa en el 2017, exponiendo nuestros productos en el Palacio de Casilfale en Burgos.

Salimos 3 veces en el Diario de Burgos así como en revistas locales y pese a que ser autónomo en España es una de las cosas mas difíciles que hay, vosotros, mi familia malasañera, hacíais que todo mereciera la pena...


En el año 2018 mi vida se torció y, por causas familiares y personales, tuve que cerrar las puertas físicas de Mala-saña con todo el dolor de mi corazón e incluso dejar Burgos por una temporada... La vida que es así y a veces te da un vuelco para que, quizá, pares un poco.

Todo eso me sirvió para conocer a personas maravillosas y apartar a otras así como tomar otros caminos y lanzarme a la aventura de un continuo "hemos venido a jugar" y luchar contra lo que fuera.

En realidad... 2018 fue un año que me enseñó mucho.


¡¡ 2019!! Te tenía ganas... gracias al apoyo incondicional por parte de mi familia, a la cual se suponía que yo había ido a ayudar (y finalmente la ayudada fui yo) y a mi pareja (gracias por aparecer en mi vida y luchar por seguir en ella aunque no te pusiera fácil y además pusiera muchos kilómetros entre nosotros ), recobré las fuerzas para reaparecer en redes sociales, pidiendo disculpas públicamente o por carta postal, porque me desconecté del mundo y hubo gente, clientas, amigas y distribuidores que habían estado ahí siempre y yo desaparecí con la cabeza gacha y tragándome el orgullo: De nuevo, LO SIENTO.


Así las cosas, cuál fue mi sorpresa al comprobar que la #FamiliaMalaSaña no había desaparecido. Me recibísteis con los brazos abiertos, volviendo a hacer compras por redes sociales y ayudándome a recobrar ese espíritu que había desaparecido en mi.


¿Resultado?

Diciembre de 2019 y ya de vuelta en Castilla, ahora ya no soy solo Malasaña .... ahora somos #MalaSañaTeam. Ahora #SomosMalaSaña más que nunca y ahora reabrimos online y con miras de, en un futuro, poder volver a tener una puerta física que abrir diariamente para hacer de nuestra casa la vuestra

Ahora Macón (mi chico) y una servidora vamos a darlo todo para que todo sea, como mínimo, lo que había en su día. Para que seguir, comprar y/o participar activamente en Malasaña sea una experiencia increíble para todos.



Bienvenidos a nuestro mundo. Esperamos que os entusiasme tanto como a nosotros la vuelta de MalaSaña.

¿2020? continuará. Allá vamos.



Su.

139 visualizaciones0 comentarios